martes, 26 de septiembre de 2017

Para hacer este vestido una chica utilizó 10.000 envolturas de caramelos



La artista Emily Seilhamer ha diseñado un vestido magníficamente colorido que fue hecho utilizando 10.000 envoltorios de caramelos  Starburst.
En su primera cita para romper el hielo, el  ahora esposo de Seilhamer, le ofreció un Starburst, su dulce favorito. Con ganas de crear algo especial para conmemorar el momento en que se conocieron, Seilhamer pidió a su marido guardar las envolturas de los  dulces,  se había previsto inicialmente  hacer un zapato estelar, pero al recibir bolsas de supermercado llenas de envoltorios, se dio cuenta de que tenía material  más que suficiente para hacer algo más grande.

Para elaborar  el vestido, la artista planchaba cada  envoltorio antes de doblar y coser los filamentos individuales entre sí. La prenda de vestir  cuenta con un arco iris de colores formando  un diseño de vestido de cóctel con los hombros al aire.

La popularidad de este proyecto se puede atribuir a una cultura que valora el reciclaje  y las iniciativas creativas de bricolaje.






Referencias: mashable y Ultra Tendencias